22 ago. 2015

La Vida en un Suspiro !!


Cuando era muy joven creía que la vida era larga, generosa, sin dificultad, con ganas de comerme al mundo y demostrar muchas cosas a mí y a los demás;

Creí que mis padres estarían  siempre ahí para soportar mis caprichos y darme cariño infinitamente;
Creí que el mundo era justo y que estaba formado sobre una base casi perfecta;
Creí saber lo que quería y como lo conseguiría;
Creí que la mayor traición provenía de amigos y ingenuamente las soportaría y las olvidaría;
Creí que sería joven mucho más tiempo del que esperaba y que viviría la vida al máximo;
Creí que lo que importaba era conseguir una pareja, tener familia, comprar casa, coches y viajar…
Creí que soportaría casi cualquier cosa que me pudiera pasar;
Creí que era invencible y viviría eternamente dejando un legado….
Creí que eso era la felicidad...

Pero no, la vida te pone justo en tu lugar y te recuerda que tenemos fecha límite, de caducidad, de final.

Te recuerda, que los padres algún día se irán, y que si no les dijiste todo lo necesario, sino los disfrutaste al máximo, sino compartiste y aprendiste de ellos;  ese tiempo nunca volverá.

Te recuerda, que el mundo es como es, totalmente imperfecto, con injusticias de toda índole, con montañas de problemas y que lo más que puedes hacer es ayudar de cualquier forma a acabar con esos problemas, aportando tu granito de arena a la sociedad para una vida mejor en común.

Te recuerda, que puedes plantearte objetivos, planificar el futuro, pero casi siempre nunca será como quieres, y te llevara por senderos desconocidos que te pondrán a prueba.

Te recuerda, que la traición proviene de cualquier parte, hasta de ti mismo y que aunque quieras no puedes olvidar, tal vez solo perdonar.

Te recuerda, que los años pasan, que tu cuerpo se resiente, que ya no eres tan ágil, que debes seguir el curso de la vida aunque no signifique para nada que no eres valioso.

Te recuerda, que al pasar el tiempo, los días, los años... ya son menos cosas las verdaderamente importantes, que tu familia goce de salud, que tengas lo mínimo para vivir, que los niños tengan lo que necesitan, disfrutar tiempo de calidad con todos los que te importan, tener paz y tranquilidad y una conciencia limpia, quererte tal como eres etc.

Te recuerda, que hay muchas cosas que puedes soportar y otras que no, la muerte de tus seres queridos, una gran enfermedad que te recorta tu vida, desesperanza, dolor y angustia, la incertidumbre…


Te recuerda, que la muerte te espera, y la felicidad esta en los momentos que vives con plenitud, que el futuro es incierto y que hay que hacer lo que se pueda con lo que se tiene.

K.C